some image

El fondo Fortress y la promotora Grupo Lar compran al Sareb un lote de 2.500 inmuebles valorados en 145 M€

Socorro Fernández 30 diciembre, 2013

Nueva venta de activos de Sareb. Según ha informado este lunes, el ‘banco malo’ ha acordado el traspaso de la cartera Teide, formada por cerca de 2.500 inmuebles, entre viviendas residenciales, garajes y trasteros, además de varias obras en curso, locales comerciales y suelos, a la oferta comandada por el fondo de inversión Fortress y el promotor inmobiliario español Grupo Lar.

La cartera de inmuebles vendida está valorada en 146 millones de euros, aunque no ha trascendido el descuento aplicado en la venta. La operación se ha articulado a través de un Fondo de Activos Bancarios (FAB), en el que Sareb mantiene un 15% del capital, de manera que puede desconsolidar al estar por debajo del 50% y a su vez podrá beneficiarse de futuras plusvalías.

Según los términos del acuerdo, los 2.500 inmuebles en manos de este nuevo FAB (repartidos a lo largo de varias comunidades, aunque principalmente concentrado en Madrid, Andalucía, Castilla-León, Cataluña y Galicia) serán gestionados por la promotora española Grupo Lar, empresa que también ha asumido una pequeña participación en este vehículo.

Los FAB son un instrumento financiero ideado exclusivamente para que Sareb pueda canalizar operaciones con inversores institucionales, a los que se ofrece la posibilidad de financiación e incentivos fiscales, especialmente a los no residentes, que están exentos de tributar en el impuesto de sociedades. En sí mismo, el FAB tributa en dicho impuesto a un tipo del 1%.

Con esta operación, Sareb consigue llevar a cabo su segunda gran transacción antes de que concluya el año bajo esta modalidad. La primera tuvo lugar en el mes de agosto, cuando ejecutó el traspaso de la cartera Bull (cerca de 1.700 inmuebles, valorados en torno a 100 millones de euros) al fondo de inversión HIG, aliado con la promotora española Monthisa.

Además de estas operaciones, Sareb debe protagonizar en breve otras desinversiones inmediatas, como ocurre con los proyectos Crossover (suelos finalistas repartidos entre Madrid, Barcelona y la costa), Harvest (fincas rústica), Paramount (viviendas exclusivas), Runner (Parque Corredor) y Bermudas (deuda corporativa de inmobiliarias cotizadas).

La entidad presidida por Belén Romana comunicó hace unos días que esperaba cerrar el ejercicio con ventas superiores a 6.400 inmuebles y unos ingresos de 2.000 millones de euros en su primer año. La consultora KPMG estableció un objetivo de ventas para este primer curso de 7.528 viviendas, con las que tendría que lograr unos ingresos de 933 millones de euros.

Añade tu comentario